Saltar al contenido
SillasDeRueda.online

Sillas de Ruedas Autopropulsable

sillas de ruedas autopropulsables

¿Tienes intención de comprar un silla de ruedas autopropulsables pero no sabes por dónde empezar? No te preocupes, estás en el lugar indicado. En silladeruedas.online somos especialistas en esta materia. Nuestros expertos han creado una guía de compra donde te aconsejaran sobre lo que tienes que hacer para encontrar su silla de ruedas ideal.

A continuación te contaremos qué tipo de silla autopropulsable es mejor, en que te tienes que fijar para hacer una buena elección y además tenemos para ti las mejores ofertas de silla de ruedas de las mejores marcas.

Las silla de ruedas autopropulsables, ligeras y plegables más vendidas en 2018

Te presentamos una selección de las mejores sillas de ruedas del mercado. Son sillas de las primeras marcas al mejor precio.

Ver ofertas en Amazon

¿Qué es una silla de ruedas autopropulsable?

Este tipo de silla se caracteriza por tener unas ruedas traseras más grandes que incorporan unos aros metálicos. La función de estos aros es para que el usuario se pueda agarrar a ellas para que se impulse con la propia fuerza de sus brazos.

sillas de ruedas autopropulsable de aluminio

Existen a su vez varios tipos de sillas autopropulsadas: las plegables, las fijas y la especiales para el baño.

Este tipo de silla está pensada para personas con buena movilidad y fuerza en sus brazos, ya que debe poder mover el peso de su cuerpo y el de la silla de manera autónoma. Es por ello que no se recomienda este tipo de silla para personas mayores con poca movilidad. Se trata de una silla de ruedas más propia de personas con una minusvalía en el tren inferior pero que tiene el tren superior completamente activo.

¿Qué silla de ruedas elegir?

En la actualidad existen varios tipos de sillas de ruedas. La diferencia entre los diferentes tipos radica sobre todo en la facilidad de uso para su propietario. Podríamos catalogar los tipos de sillas autopropulsables de la siguiente forma:

Silla de ruedas básica o clínica

sillas de ruedas de hospital

Este tipo es que se usa normalmente en el hospital. Son las más económicas y da muy buen resultado si se usa en entornos controlados y se cuenta con ayuda a tiempo parcial. Es recomendada para personas mayores que cuentan con ayuda ya que no te hace completamente independiente. Si la persona persona que lo vaya a usar ya tiene experiencia (de uno o dos años) este tipo de ruedas no cubrirá todas las necesidades.

Una ventaja que tienes este tipo de silla es que son muy fácil de plegar y muy cómoda para transportarla. En contraprestación, estas sillas son más pesadas, ya que la mayoría está fabricada en acero.

Sillas de ruedas semi-deportivas (costo alto)

Este tipo de silla de ruedas son mucho más fáciles de utilizar por la persona y otorga muy buena autonomía e independencia. Estas sillas de ruedas semideportivas son de uso diario, suelen ser cromadas y se desmontan de manera muy fácil. Además para mayor comodidad de uso, vienen provistas de amortiguadores. Este amortiguador lo que hace es que disminuye la espasticidad (reflejos de tensión muscular en las piernas).

Silla de ruedas activa (costo medio)

Silla de ruedas activa

Lo mejor de estas sillas de ruedas es que son de aluminio más ligero, reduciendo el peso considerablemente. Estas no están provistas de amortiguador, por lo que si la persona que vas usar la silla anda mucho por la calle, notará la diferencia con respecto a otro tipo de sillas.

Tanto las silla semi-deportivas como las activas están hechas a medida. Por lo que se ajustan perfectamente al usuario.

Sillas de ruedas autopropulsables: Mejores Precios

Ver top ventas en Amazon

Cómo usar correctamente una silla de ruedas

En una silla de ruedas se pueden realizar casi cualquier tipo de actividad. Pero para que esto sea posible es muy importante tener un buen control del tronco. Conseguir un buen control de tronco se puede mejorar con la práctica. Por ejemplo, un ejercicio para potenciar esto es, una vez sentados, levantar las manos y realizar movimientos laterales con los brazos sin apoyar la espalda.

 

Otro aspecto a tener en cuenta es que para que la persona pueda disfrutar de total autonomía, también debe de tener fuerza suficiente en sus brazos como para poder levantar su cuerpo de la silla solo con sus brazos.

Los movimientos de transferencia más comunes en que se realizan en la silla de rueda es el cambiar a la cama o cambiar a una silla normal.

Transferencia de la silla de rueda a la cama

Estos trasvases pueden hacerse de frente o de lado. Una vez que se encuentra la silla de ruedas pegada a la cama es muy importante bloquear bien los frenos. Una vez bloqueados los frenos, hay que cerrar los reposapiés y acercarse al filo del asiento. El siguiente paso sería apoyar los brazos en el filo de la cama, una vez hecho eso la persona deberá impulsarse con fuerza para poder llegar a sentarse en la cama.

Este tipo de trasferencia solo puede ser realizado por personas que tienen un buen control del tronco y fuerza en los brazos. Ya que la persona finalmente pasará de la silla a la cama solo sirviéndose del impulso de sus brazos.

Transferencia de la silla de rueda a una silla común

Para poder hacer este movimiento la silla debe estar apoyada sobre algún mueble para que este le sirva de tope y no se desplace. Igualmente este tipo de traslado puede hacerse de frente o de lado. Es recomendable hacer el cambio de lado, ya que será mucho más fácil para el usuario. Al igual que en el caso anterior, hay que situar la silla de lado junto a la silla a la que se quiere hacer el traslado, quitar reposapiés y bloquear los frenos. Una vez hecho esto la persona ya podrá apoyarse en la otra silla e impulsarse para sentarse en ella.